jueves, 18 de octubre de 2012

CORDUBA. LA CÓRDOBA ROMANA

CORDUBA. LA CÓRDOBA ROMANA

"Romana y mora, Córdoba callada." Así definió a Córdoba, con gran acierto, el poeta andaluz Manuel Machado: ROMANA Y MORA. A partes iguales.
 
Sin embargo, siempre he tenido la sensación de que la esplendorosa época musulmana de la Córdoba Califal ha eclipsado, injustamente, la etapa romana de la ciudad. Existe, incluso entre los propios cordobeses, la errónea creencia de que la Historia de Córdoba, con mayúsculas, comienza con la invasión musulmana en el año 711. Y no es así. Cuando los musulmanes llegan a Córdoba, ya era una gran ciudad.-
 
La Corduba Romana fue nada más y nada menos que la capital de la Hispania Ulterior y posteriormente, la capital de la Bética. Esa Bética que incluso aportó a Roma dos emperadores: Adriano y Trajano.-
 
Tuvo categoría de Colonia Patricia y vivió una rápida expansión en su monumentalidad y el enriquecimiento de sus infraestructuras públicas, con una gran actividad comercial y cultural. Sus edificios lúdicos (Teatro, Circo y Anfiteatro) tuvieron la belleza y grandiosidad de los de las mejores ciudades del Imperio, tan solo comparables a los de la propia Roma.-
 
Los restos arquelógicos así lo atestiguan: estatuas, fuentes, termas, acueductos, villas de recreo en las inmediaciones de la ciudad y ricas casas con mosaicos y estanques (en realidad, la casa cordobesa, con patio, es la casa romana).-
 
Bueno, yo en realidad solo quería hacer un pequeño prólogo a un magnífico vídeo del Consorcio de Turismo de Córdoba que, de forma virtual, recrea a escala, de manera muy fidedigna y basada en los restos arquelógicos hallados, como era la Corduba Romana. Se llama "La Córdoba de Séneca". Merece la pena verlo: Ahí lo tienes:
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.